¿Cómo lidiar con personas morosas dentro de la copropiedad?

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Uno de los mayores retos al momento de vivir en una comunidad de propietarios es lograr que todos aquellos que la conforman contribuyan con aquellas cuotas de administración o extraordinarias que serán utilizadas para gastos comunes de la copropiedad como pueden ser mantenimiento, contratación de servicios, entre otros. Sin embargo, es común que algún propietario pueda acumular retrasos en estos pagos, lo que puede generar disminución en la inversión general y crear desacuerdos entre los propios vecinos. 

En este artículo, comentaremos las distintas opciones y herramientas que se pueden utilizar en estos casos, así como lo que podemos y lo que no se recomienda bajo ningún caso.

 

Lo primero que hay que mencionar es que al momento de notar un retraso en algún pago es actuar con prontitud, no tiene sentido que el administrador no haga nada esperando la próxima asamblea, esto suele ser una práctica bastante generalizada, lo cual es una clara dejación de funciones, ocasionando que el problema vaya incrementando. 

 

El artículo 30 de la Ley 675 de 2001 establece que: “Mientras subsista el incumplimiento del pago de las cuotas, el nombre de los copropietarios morosos podrá publicarse en una lista en las instalaciones de la copropiedad.” Dicha lista debe ser ubicada en un espacio donde no transiten con normalidad visitantes, pero que por otro lado, permita que los copropietarios puedan enterarse de la situación. 

De igual forma hay que contactarse con el copropietario para conocer exactamente cuál es el problema del impago y de esta forma lograr generar un compromiso de pago para la regularización de la deuda.

 

En algunos casos puede ocurrir que quien viva en la propiedad sea un inquilino, aquí es importante aclarar que la comunicación no será con esta persona sino con quien figure como dueño del inmueble. 

Finalmente en caso de no llegar a un acuerdo se pueden utilizar múltiples vías legales con acompañamiento jurídico que permitan generar otros caminos que garanticen que la deuda sea saldada. 

 

Escrito por: David Quintero

Relacionados

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico, te invitamos a leer nuestras políticas de privacidad.

Bienvenido de vuelta

Introduce tus datos para ingresar.