Cuotas ordinarias y extraordinarias: ¿Qué son y para que se utilizan?

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Todas las propiedades horizontales son regidas por la Ley 675 de 2001, por lo tanto, cada vez que se deba tomar una decisión para el mantenimiento o mejora de cualquier copropiedad deben cumplir diferentes lineamientos estipulados por la ley.

Cuando existen imprevistos o mejoras que se quieren realizar, suelen solicitarse cobros mensuales a los copropietarios, por lo tanto, existen dos tipos de cuotas que se deben pagar al momento de presentarse estos casos. 

dWAMFcmw2zk9UtokZbEuwtyzfz ysiej2fy8FY5n7DiUvK25MN2ChgxQ 3e837LRbMzJ4KvsN3yUgISs4MykvGGimIU2TH8ZPM9J24vVcg4zkKBFMWoMqyvcMpFRkmZbM7R4Nl2M Porteo

Las cuotas ordinarias 

Son cuotas determinadas por la asamblea de copropietarios y es un deber pagarlas de forma periódica. Un ejemplo de esto pueden ser las cuotas de administración, las cuales se deben pagar según el coeficiente de área y así garantizar el sostenimiento de la copropiedad. 

Además en los casos de copropiedades en arriendo, se debe pagar una cuota mensual de administración, esto dependiendo del acuerdo al que hayan llegado arrendatarios y arrendadores. 

Las cuotas extraordinarias

Estas cuotas, son sumas de dinero adicionales que se le piden a los copropietarios aparte de las cuotas ordinarias, sin embargo, antes de realizar dicho cobro, este valor debe ser decidido y aprobado en la asamblea de copropietarios conforme a lo que dicta la Ley 675 de 2001. 

¿En qué se utiliza el dinero de las cuotas extraordinarias?

De acuerdo a la Ley 675 de 2001, “el índice de participación con que cada uno de los propietarios de bienes privados ha de contribuir a las expensas comunes del edifico o conjunto, es mediante el pago de cuotas ordinarias y extraordinarias de administración

Lo mencionado anteriormente quiere decir que las cuotas extraordinarias se solicitan a los copropietarios con el fin de cubrir diferentes tipos de necesidades relacionadas con la administración o algún tipo de prestación de servicios que ayuden a conservar y mantener la propiedad en óptimas condiciones. 

Un ejemplo de esto pueden ser: Mantenimiento de fachadas, reparación de áreas comunes como ascensores, piscinas o salones sociales, instalación de equipos de seguridad, contratación de empresas para reparar daños, filtraciones o deterioros dentro de la estructura, entre otros dependiendo las necesidades de cada copropiedad. 

Escrito por: David Quintero

Relacionados

Propiedad horizontal

¿Cuántos tipos de hipotecas existen?

En la actualidad existen diferentes tipos de hipotecas y todas tienen como factor común, el hecho de ser un contrato que se realiza para obtener

Propiedad horizontal

¿Qué es una hipoteca?

La hipoteca es un contrato en el cual un deudor entrega como garantía un bien a quien le hace un préstamo. Por lo tanto, si

Propiedad horizontal

Leasing habitacional: ¿Qué es y cómo funciona?

El leasing habitacional se ha convertido en una de las opciones de financiación para aquellos que buscan adquirir vivienda, convirtiéndose en una alternativa a los

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico, te invitamos a leer nuestras políticas de privacidad.

Bienvenido de vuelta

Introduce tus datos para ingresar.